Las delicias del chocolate de leche

El chocolate proviene  del árbol del cacao o conocido en el idioma azteca como  el  “cacahuatl”.su procedencia es de origen mexicano.

Según cuenta  una leyenda era el árbol más hermoso del paraíso azteca, con el fruto de esta planta se preparaba un brebaje amargo y concentrado  que en combinación de especies  se creaba un muy rica bebida considerada como el alimento divino, que se reservaría exclusivamente  para los dioses, el  emperador y guerreros, por ello se considerada “la bebida de los dioses”, esta bebida era energética de alto valor estimulante, además la manteca del cacao lo usaban como una crema  para sanar la heridas rápidamente. Éste producto por su gran valor fue utilizado como moneda de cambio.  Con la llegada de Hernán Cortes a América, fueron recibidos como dioses brindándoles  “tchocolatl” (termino azteca para referirse al chocolate). Al regreso de Cortes  a España en el año de 1528  llevaba consigo un cargamento de cacao y  las recetas de los indígenas. Y de allí este producto se esparció por toda Europa, e incluso otros países quienes cultivaron esta planta para tener sus provisiones.

El chocolate de leche

El chocolate de leche no es mas que uno de los derivados del cacao, que en combinación con leche condensada o  en polvo da origen a una explosión de sabores, tiene una popularidad a nivel mundial asombrosa, posee  un rico  aroma acompañado de un sabor delicioso. Es uno de los productos con mayor consumido en la actualidad, no solo en bebidas, si no en barras de gran aporte energético e incluso en ricos pasteles.

Recetas fáciles a base de chocolate de leche

Existe diversidad de recetas a base de chocolate de leche ideales para consentir a los más pequeños de la casa, aquí te mostramos una receta sencilla y sin necesidad de horno que podrás   hacer en pocos minutos. Gracias a tazitastecafechocolate.es cuyo aporte hizo posible la elaboración de este artículo.

Mousse de chocolate de leche

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 25gr de azúcar
  • 1 tableta de chocolate con leche
  • pizca de sal.

El procedimiento es sencillo, fundiremos el chocolate a baño de maría y lo reservaremos, por otro lado separaremos las yemas de las claras y las batiremos a punto de nieve con la pizca de sal. Las yemas que habíamos reservado las mezclaremos con el azúcar hasta que esta se disuelva por completo, le incorporaremos el chocolate en dos porciones y mezclaremos enérgicamente hasta conseguir una crema homogénea, luego añadiremos  ¼ de las claras montadas  mezclando por unos minutos , luego incorporaremos las restantes con movimientos envolventes hasta que estas de integren completamente a la mezcla. Reservaremos en envases pequeños y los llevaremos al refrigerador por un tiempo máximo de 6 a 7 horas para que cuajen bien.

Se pueden servir acompañadas de pequeñas  virutas de chocolate con leche por la parte de arriba como decoración, o podemos utilizar hilos de chocolate, estos los podemos realizar calentando nuevamente la mezcla de chocolate a baño de maría, con ayuda de un tenedor dejaremos caer el chocolate en un papel encerado en forma de hilos o líneas, dejaremos que se enfríe por pocos minutos, los despegamos del papel y listo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *