La dieta baja en carbohidratos es la tendencia

¿Pero qué se servirá en la cena de Low Carb?

Los carbohidratos son desacreditados por engordar. Especialmente durante la cena, cada vez más gente trata de prescindir de papas, pan y pasta. Pero si usted decide tener una cena baja en carbohidratos, ¿qué se permite en el plato?

La carne y el pescado están en la parte superior del menú para la cena de Low Carb. Ambos no contienen carbohidratos, sólo proteínas y grasas. Para que sea un poco más saludable y para comer tantas vitaminas y minerales como sea posible, la carne y el pescado deben combinarse con verduras. Esto tiene un sabor delicioso y apenas tiene calorías.

Si usted está buscando una cena vegetariana baja en carbohidratos, no se lo perderá. La elección es un poco más limitada, pero hay muchas ideas sin carne ni pescado. Verduras y ensalada en abundancia, combinadas con queso y tofu. Las legumbres y los huevos, el queso de requesón y el yogur contienen muchas proteínas y te hacen sentir satisfecho durante mucho tiempo.
A propósito: Nadie tiene que quedarse en la cocina para siempre por la noche y chisporrotear en la estufa. Hay cenas rápidas bajas en carbohidratos como las ensaladas que están listas en poco tiempo. Estas 3 sabrosas recetas de Thermomix bajas en carbohidratos son también verdaderas fuentes de luz.

La clásica cena Low Carb Dinner: Ensalada

La ensalada en todas las variaciones es la perfecta cena Low Carb – siempre y cuando no comamos una rebanada de pan. Además, las verduras ricas en carbohidratos como el maíz o los guisantes no deberían estar necesariamente en la ensalada. De lo contrario, podemos cubrir la ensalada con todo lo que tu corazón desee, es rica en proteínas y saciados: pollo frito, pescado al vapor, mariscos, atún enlatado, tofu, huevos cocidos, queso, nueces y semillas, lentejas.

¡El pollo siempre se va!

El pollo o el pavo es una carne muy baja en grasa, siempre y cuando la piel se retire y se tueste en muy poca grasa. Poner un trozo de pechuga de pollo en una marinada de miel, limón y yogur y freír en la sartén. Con el brócoli, se crea un delicioso plato bajo en carbohidratos. Con el pollo frito también puede condimentar una sartén de verduras o brochetas de carne asada en una parrilla. Si te sobra algo, puedes disfrutarlas a la perfección en el próximo almuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *