Comidas Divertidas para los más pequeños

Alimentar a los niños no resulta una tarea fácil, por esa razón nos encontramos en la constante tarea de lograr que sus comidas sean la perfecta combinación entre nutrición y buen sabor, para que de esta manera tengamos la tranquilidad de que están recibiendo todo lo que necesitan para crecer sanos y fuertes.

Aunque darles de comer a nuestro hijos no es precisamente sencillo, tampoco tiene por qué ser un dolor de cabeza, a muchos niños no les gusta comer porque aún no descubren sus sabores preferidos, o porque prefieren hacer algo que los divierta más; y es ahí donde está la clave. Para ello actualmente existen millones de alternativas para hacer de sus comidas un juego divertido, nutritivo y delicioso, los únicos ingredientes que necesitarás para esta receta es una cucharada de creatividad, una pizca de dedicación, y por supuesto el ingrediente más importante, amor al gusto.

Pollo y verduras divertidos de comer

Esta receta nos resulta muy fácil y es una alternativa sana y nutritiva para los más pequeños, ya que no involucra un sartén lleno de grasa. Son sencillas porciones de pollo previamente molido, mezclado con huevo y un mix de verduras también molidas (de manera de que no se perciba demasiado su sabor), empanizados y cocidos al horno hasta que estén dorados (si quieres agregar un poco más de diversión puedes extender la mezcla sobre la mesa como si fuera una masa cualquiera, y darle forma a cada nugget con un cortador de la forma que más te guste para luego empanizar).

Creativo puré de pescado y verduras

Generalmente es complicado incluir el color verde en la comida de los niños, pero no es imposible. Una opción muy creativa de preparar verduras y vegetales es combinándolas con sabores sustanciosos como el pescado, y darles un poco de diversión sirviéndolos de una forma diferente. Esta receta consiste en hervir algunos vegetales con sal y hacerlos puré, colócale trocitos muy pequeños de pescado asado, y sírvelo en un bonito plato de sopa colocando encima formas divertidas con crema agria o puré de zanahoria para darle más color. Puedes dibujar quizá una cara feliz, formas geométricas, figuras de animales, flores o cualquier cosa que les guste a tus hijos para que se entretengan al comer y no dejen nada en el plato.

Animales de frutas

Las frutas son un poco más sencillas de incluir en la dieta de los niños, por sus colores vibrantes y sabores agradables; pero si tomamos estos elementos, y los utilizamos para hacer divertidas ilustraciones en un plato, los niños las van a amar. El ejemplo más sencillo que podemos poner en práctica es el “león de frutas”. Podemos armar este divertido león con una rodaja de piña para la cara, rodajas de uva y banana para los ojos, unos bigotes con cáscara de manzana y una melena naranja con algunas mandarinas.

Intenta incluir sabores sutiles y sustanciosos en una misma comida, combínalos con diferentes texturas y agrega formas divertidas para que tus hijos empiecen a devorar todo lo que les des y siempre estén muy bien alimentados.

Fuente: pequepedia.com/ninos/

Nutricionista Dr. Markus Keller sobre nutrición vegetariana

Hemos visto que el tiempo está maduro para el vegetarianismo. La primera edición, en la que aún no participaba, se publicó en 1996, en una época completamente diferente. El vegetarianismo iba en aumento, pero no era comparable con el movimiento actual. Es un libro de texto y por lo tanto no está escrito para el consumidor medio. Sin embargo, lo hemos escrito deliberadamente de tal manera que los laicos interesados puedan leerlo y entenderlo bien. El libro se vende muy bien, lo que resulta especialmente agradable para un libro especializado. Nos complacen especialmente las reacciones positivas de los lectores, que nos encontramos, por ejemplo, en conferencias. Muchos no son profesionales, pero elogian el libro por su comprensibilidad y también por los temas más amplios y globales como la nutrición y el cambio climático. Aparentemente, sólo golpea el nervio.

¿Hablaría usted de una tendencia hacia el vegetarianismo en Alemania?

Esa es definitivamente mi impresión, pero lamentablemente no hay cifras concretas al respecto. Una encuesta de Forsa en 2001 encontró un porcentaje vegetariano del ocho por ciento, es decir, cerca de seis millones de personas. Diversas encuestas realizadas en 2006 revelaron que entre el nueve y el once por ciento de la población eran vegetarianos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que entre los encuestados, los vegetarianos son también personas que en realidad no son vegetarianos. Por ejemplo, comen pescado o muy poca carne y por lo tanto no son vegetarianos. Por consiguiente, creo que las cifras, que ahora suponen una cuota vegetariana del 11 al 15 por ciento, son probablemente demasiado altas. Por otro lado, la proporción de vegetarianos en el Estudio Nacional de Consumo II, un estudio representativo del comportamiento nutricional en Alemania, fue de sólo el 1,5 por ciento, lo que también considero poco realista. Esto puede estar relacionado con la elección de los encuestados. A muchos vegetarianos les gusta participar en estudios nutricionales, que tratan de las diferencias entre las dietas vegetarianas y no vegetarianas, por ejemplo – este tema no desempeñó prácticamente ningún papel en NVS II. En mi opinión, la difusión del estilo de vida vegetariano es notable en muchos lugares: Amazon tiene mientras tanto más de 3.000 entradas de asesores en la palabra clave “vegetariano”, los chefs de televisión cocinan platos vegetarianos y el tema es también en gran demanda en la prensa. Creo que hoy en día no se trata sólo de una tendencia que está retrocediendo rápidamente, sino de un cambio social lento pero a largo plazo. El vegetarianismo ha llegado a la corriente dominante. En la conclusión de nuestro libro concluimos que el vegetarianismo tiene las mejores perspectivas de convertirse en la forma nutricional del futuro.

¿Considera usted generalmente que el vegetarianismo es una dieta más saludable?

Como nutricionista, siempre me resulta difícil utilizar el término “general”. Las respuestas raramente son tan simples y a menudo comienzan con “Sí, si…”. En este caso, se puede decir que si lo haces bien – y esto no es difícil – puedes decir claramente que una dieta vegetariana es la alternativa más saludable en comparación con la dieta normal promedio de la población. Esto se ha demostrado claramente en muchos estudios científicos. Quien come una dieta vegetariana completa tiene muchas ventajas en el suministro de nutrientes y, sobre todo, en la prevención de enfermedades crónicas. En comparación con los no vegetarianos, los vegetarianos tienen un riesgo significativamente menor de obesidad, diabetes tipo 2, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y varios tipos de cáncer. No hace falta decir que los vegetarianos se benefician del hecho de que por lo general viven más conscientes de la salud, es decir, fuman con menos frecuencia y hacen más ejercicio. Sin embargo, estos factores influyentes se tienen en cuenta en los estudios, de modo que una parte considerable del beneficio para la salud se debe a la dieta vegetariana.

La carne contiene proteínas y hierro altamente utilizables, así como la vitamina B12, ¿tienen los alimentos vegetales una ventaja con ciertos nutrientes?

Hay muchos nutrientes que ingerimos casi exclusivamente a través de los alimentos vegetales como la vitamina C, la vitamina E o el ácido fólico. Por el contrario, la carne no contiene nutrientes que no podemos absorber a través de las plantas. Un caso especial es el de la vitamina B12, que sólo se encuentra en los alimentos de origen animal, incluidos los productos lácteos y los huevos. Las sustancias vegetales secundarias también son importantes, que, como su nombre indica, sólo se encuentran en los alimentos vegetales. Estas sustancias nos protegen, por ejemplo, del daño oxidativo causado por los radicales libres. Estos procesos causan daño celular que promueve el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cáncer y acelera el proceso de envejecimiento.

¿Por qué es la vitamina B12 un caso especial?

En la nutrición vegana, la vitamina B12 es el problema clásico de las vitaminas. Los alimentos vegetales no contienen ninguna vitamina B12, incluso si el Internet todavía se dice que a veces es diferente. Algunos alimentos vegetales pueden contener restos de vitamina B12, como alimentos fermentados como el chucrut o Tempeh. Sin embargo, esto no me permite garantizar un suministro seguro de vitamina B12. Sin embargo, puedo hacerlo a través de alimentos enriquecidos como zumos, cereales o leche de soja. Desafortunadamente, estos productos no están disponibles en el sector orgánico, ya que allí no se pueden añadir vitaminas. Otra alternativa es la suplementación, es decir, la forma de la tableta. Los lacto-ovo-vegetarianos también deben vigilar su estatus de vitamina B12, especialmente si consumen muy poca leche y ovoproductos. Esto puede sonar como desnutrición para algunas personas. Sin embargo, el hecho es que los vegetarianos y los lacto-ovo-vegetarianos reciben muchos más nutrientes que los alimentos mixtos, como el ácido fólico, magnesio, sustancias vegetales secundarias y fibras dietéticas. Por lo tanto, muchos alimentos mixtos no se suministran de forma óptima “a pesar” de su dieta, sobre todo porque no consumen suficientes frutas, verduras y productos integrales.

¿A qué tienen que prestar atención los vegetarianos para prevenir síntomas de deficiencia “clásicos” como el hierro, por ejemplo?

Hay nutrientes potencialmente críticos, a los que uno debe prestar más atención como persona vegetariana viva, porque de lo contrario puede ocurrir que uno no llegue a las recomendaciones para el suministro de nutrientes. Con una dieta vegetariana completa, un suministro suficiente de nutrientes es fácil de implementar, pero será difícil sólo para las personas que comen poca frescura, pero mucha comida rápida vegetariana o vegana con alta energía y baja densidad de nutrientes. Los estudios han demostrado desde hace 20 años que la anemia ferropénica, es decir, la anemia, no es más común en vegetarianos que en no vegetarianos. Sin embargo, los depósitos de hierro de los vegetarianos son en promedio más bajos que los de los consumidores de carne, pero generalmente en el rango normal. Y desde el punto de vista actual, esto es aún más ventajoso porque los depósitos altos de hierro aumentan el riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer de colon, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2, y las buenas fuentes de hierro vegetal son frutos secos, cereales integrales, legumbres, tofu, quinua o hinojo. En principio, el estado de hierro personal es menos una cuestión de nutrición que de género, ya que las mujeres tienen pérdidas regulares de hierro debido a la menstruación. Las mujeres, ya sean vegetarianas o consumidoras de carne, son un grupo de riesgo para la deficiencia de hierro. En este caso, las mujeres afectadas deben definitivamente hacer uso de suplementos de hierro, pero al mismo tiempo también deben mejorar el suministro de hierro a través de la nutrición. El yodo y la vitamina D también son nutrientes críticos, aunque la población total no alcanza los niveles recomendados. La sal yodada se debe usar para mejorar el suministro de yodo. La principal fuente de vitamina D es el sol, ya que la radiación UVB permite a las personas producir vitamina D en su propia piel. En nuestras latitudes septentrionales, sin embargo, esto es apenas posible entre octubre y marzo, razón por la cual cada vez más gente está discutiendo si los suplementos de vitamina D deben tomarse en los meses con poca luz solar.

¿Qué le aconsejarías a una persona que quiera vivir vegetariano a partir de ahora para que le sea más fácil entrar en la nueva dieta?

Todo depende de la persona individual. Muchos cambian su dieta de un día para otro, especialmente las personas más jóvenes. Hice esto cuando tenía 18 años. Especialmente en el caso de los jóvenes, son sobre todo los motivos éticos los que les llevan a tomar la decisión de dejar de consumir productos procedentes de animales sacrificados. Las personas mayores a veces tienen problemas de tolerancia debido al aumento del consumo de alimentos vegetales, especialmente alimentos frescos sin calentar. Por lo tanto, no hay nada que impida un cambio gradual. Por ejemplo, puede comenzar con un día vegetariano de la semana, que luego irá ampliando paso a paso. Primero dejas fuera la salchicha, luego la carne y finalmente el pescado. Al mismo tiempo, los alimentos herbales que promueven la salud se están integrando cada vez más en la dieta. Variedades integrales de arroz, pan o cuscús, papas y muchas más verduras y frutas. Las legumbres son también muy buenas, a un precio razonable, y son alimentos saludables que ofrecen grandes posibilidades culinarias, tanto en la cocina mediterránea como en la cocina casera tradicional. Las personas mayores, en particular, encontrarán aquí platos muy conocidos, como un buen guiso de lentejas, que se puede preparar fácilmente con tofu en lugar de salchichas. También hay nueces, semillas oleaginosas y aceites vegetales prensados en frío.

14 consejos para una dieta saludable

Una dieta equilibrada es importante para mantenernos sanos y productivos. Tenemos consejos útiles sobre cómo lograr una dieta saludable.

¿Qué significa una nutrición saludable?

Una dieta sana se define como una dieta variada, equilibrada y fresca compuesta principalmente de alimentos vegetales. Aquí usted puede leer los principios de una dieta saludable y averiguar por qué esto es importante.

1. disfrutar de la diversidad

Permita la diversidad en su selección de alimentos. Cuanto más grande y colorida sea la elección, mejor. En el caso de las frutas y hortalizas, también es útil utilizar el principio del semáforo: por ejemplo, la ensalada verde, el plátano y los tomates.

2. Cinco al día

Esto significa 2 porciones de fruta y 3 de verdura. Una porción siempre es un puñado. Para las verduras, es mejor considerar un componente crudo como la ensalada. Si lo desea, puede tener más acceso a las verduras que a la fruta, porque las verduras no afectan el nivel de azúcar en la sangre. Las frutas y verduras contienen vitaminas, minerales y fibra que el cuerpo necesita.

3. Productos a base de cereales y patatas…..

en el menú todos los días. Aquí principalmente productos de cereales de grano entero, por ejemplo, porque contienen muchas fibras alimentarias. Una ingesta alta de fibra dietética reduce el riesgo de varias enfermedades relacionadas con la dieta.

4. disfrutar de los productos animales con moderación:

La leche y los productos lácteos pueden consumirse diariamente. Aquí usted puede elegir la versión baja en grasa para ahorrar calorías. Éstos proporcionan al cuerpo proteínas y calcio. Se puede programar la pesca una o dos veces por semana. Esto proporciona valiosos ácidos grasos. Carne, embutidos y huevos con moderación. En lugar de comer carne más ligera que la roja, porque se sospecha que esta última promueve el cáncer intestinal y las enfermedades cardiovasculares.

5. Grasas saludables

La grasa no es mala per se. Al contrario! El tipo de grasa es importante. El aceite de linaza, el aceite de colza, las nueces, las semillas y el pescado de mar proporcionan ácidos grasos omega-3, que son particularmente importantes para el cuerpo. Con este fin, las grasas saturadas como las que contiene el aceite de girasol, por ejemplo, reducen las grasas hidrogenadas, por ejemplo, en productos de panadería preparados o margarina.

6. Beber mucho

Beba al menos 1,5 litros por día. En clima cálido mejor 2 a 3 litros. Prefiera agua y té sin azúcar. Ocasionalmente los spritzers de jugo están bien. Evite mejor los refrescos y las bebidas ligeras porque contienen mucho azúcar.

7. Consumir productos tan naturales como sea posible

Los platos preparados contienen a menudo una gran cantidad de ingredientes innecesarios. Principio: la lista de ingredientes debe ser lo más corta posible y la mayoría de los ingredientes deben conocerse. Así es como se pone mejor.

8. Azúcar y sal con moderación

No use azúcares o alimentos con azúcar tan a menudo como sea posible, porque estos proporcionan un nivel de azúcar en la sangre que el cuerpo controla con insulina. Si la insulina es activa en el cuerpo, se puede descomponer menos grasa al mismo tiempo y el peso puede aumentar a largo plazo.

En vez de sal, use hierbas frescas para condimentar. En general, en Alemania se utiliza demasiada sal, lo que puede tener un efecto negativo sobre la presión arterial.

9. Hambre o apetito

Pregúntese antes de cada comida y bocadillo si realmente tiene hambre o simplemente quiere comer. A menudo el hambre de dulzura desaparece automáticamente cuando esperas un momento. Por cierto, puede ahorrarse muchas calorías.

10. Estacionalidad y regionalidad

¿Su comida viene de la región y está en temporada? La elección de productos regionales y de temporada acorta las rutas de transporte y protege así el clima y a menudo también el contenido de nutrientes. No tienen que ser fresas en febrero.

11. Sin apetito voraz

Para que esto no aparezca en absoluto, lo mejor es comer regularmente y no sólo cuando hay mucha hambre. De lo contrario, el cuerpo tiende a absorber rápidamente grandes cantidades de energía, a menudo altas en calorías, de manera que el cerebro recibe rápidamente nueva energía.

12. Preparación suave

Prepare sus alimentos a la temperatura más baja posible para conservar los nutrientes. Use poca grasa para ahorrar calorías.

13. Disfrute

Tómese su tiempo mientras come! Disfrútalo conscientemente y mastica más tiempo: de esta manera, toda la comida está bien picada y el intestino tiene menos trabajo. Muchos problemas intestinales pueden ser causados por la mala masticación.

14. Comer sin distracción

Evite el televisor y el teléfono inteligente mientras come y disfrute de comer sin distracción. De lo contrario, el cuerpo no sabrá lo que está comiendo y las cantidades consumidas aumentarán automáticamente. Coman con su familia o amigos y disfruten juntos de un delicioso almuerzo o cena.

Tipos de quesos muy sabrosos

Dentro de la gastronomía con la que nos podemos encontrar a nivel mundial, hay un elemento que se ha vuelto realmente insustituible y que, además, a medida que ha transcurrido el tiempo, ha ido ganando espacio en las mesas de muchas personas, estamos hablando nada más y nada menos que del queso.

Ciertamente para los amantes de los quesos, este es un valor agregado en las diversas comidas que podemos degustar y que, sin lugar a dudas, alcanza a darle ese toque mágico a cualquier platillo. Así que no podemos dejar de mirar cuáles son los mejores quesos que hay en este planeta.

Queso cheddar, un amarillo que se convierte en un sabor impresionante

 

El queso cheddar, se ha convertido en uno de los favoritos en nuestras familias y la verdad es que no es para menos, podemos encontrarlo en muchas presentaciones, inclusive, en muchos colores, pero nada se iguala al sabor que podemos conseguir en el cheddar amarillo.

Se conoce como uno de los quesos más versátiles y esto se debe a que puede funcionar perfectamente dentro de la realización de algunas salsas, puede ser el perfecto relleno para unos sándwiches y también puede ser ideal para acompañar otras comidas. La mayor producción de este tipo de queso se da mayormente en lo que es los Estados Unidos y en el Reino Unido, siendo ellos quienes regalan ese toque agrio y fuerte, al mundo.

Queso parmesano, ideal para rosear de sabor cualquier día

Otro de los quesos que más espacios se ha logrado ganar dentro de las cocinas a nivel mundial es el queso parmesano. Este tipo de quesos, mayormente es usado para acompañar algunas pastas y pastichos.

Lo ideal a la hora de comer este tipo de quesos es hacerlo cuando este recién rallado, ya que es un queso que posee un sabor muy fuerte y que, al comerlo en grandes trozos, quizás no llegue a ser degustado de la misma manera.

Gorgonzola, un queso que se ha dedicado a cautivar al mundo

Hablar de quesos y dejar de lado al maravilloso gorgonzola es realmente un hecho que no merece perdón. Si hablamos de los mejores quesos que nos podemos conseguir a nivel mundial, no podemos pasar por alto este tipo de queso.

Básicamente es uno de los quesos más cremosos que te podrás conseguir en el mercado y por esto es que es único en su especie. Además, se conoce como un queso debidamente trabajado por grandes italianos que le han dado continuidad a la tradición.

Puede ser un queso que perfectamente se adapta a cualquier preparación en la que estén involucradas las pastas o cualquier otro añadido en el que pueda ser perfectamente untado este tipo de queso tan cremoso.

Otro dato curioso con relación al gorgonzola es el hecho de que no solo lo encontramos en una sola presentación. Del mismo modo en el que podemos consumirlo con su sabor y mezcla más dulce, también lo podemos conseguir con un toque de picante que le dará mucho más realce a las preparaciones.